Quistes de páncreas: ¿Pueden producir cáncer de páncreas?

Los quistes de páncreas, conocidos como tumores quísticos del páncreas, comprende un grupo de lesiones del mismo que pueden ser benigas o malignas. Además, incluyen entre otros el cistoadenoma seroso benigno; los tumores mucinosos premalignos, endocrinos con degeneración quística y el cáncer de páncreas con degeneración quística.

Sin embargo, es importante diferenciar si el quiste es benigno o si tiene posibilidades de progresar a un cáncer de páncreas. En la misma línea, el exámen más presciso es el Ultrasonido Endoscópico Biliopancreático. Dicho examen va acompañado generalmente con la realización de una biopsia. Asimismo, se toman muestras de la lesión, analizándolas con microscopio, junto con sus moléculas, para poder hacer o descartar el diagnóstico de lesión premaligna o lesión con riesgo de malignidad. El Ultrasonido Endoscópico Bogotá, es un exámen que se realiza bajo sedación y no produce molestia alguna. 

No obstante, cuando se diagnostica que el quiste es premaligno, es necesario operar el páncreas y extirpar el quiste junto con la parte del páncreas que lo rodea. Además, si el quiste se localiza en la cabeza del páncreas, implicaría realizar una cirugía llamada “Pancreatoduodenectomía”. 

Evaluar la enfermedad mediante tratamiento de Psicoanálisis Psicosomático Gastroenterológico, ayuda a ver qué elementos de la mente del paciente contribuyeron a producirla. Es, mediante este tratamiento, que al hacerlos consciente, ayuda a su curación y a prevenir su progresión hacie el desarrollo del cáncer de páncreas. Además, el tratamiento ayuda en gran medida, a mejorar la calidad de vida al poder resolver el conflicto emocional, que fue motor de desarrollo de la misma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *